¿Cómo grabar un audiolibro? Pasos y consejos

cómo grabar un audiolibro

Es posible que hayas oído hablar de los audiolibros. De hecho, es un formato que ha ido ganando relevancia poco a poco y que, aunque en otros países ya era un producto muy popular, en nuestro país está viviendo una gran explosión. SI necesitas un locutor de audiolibros, podemos ayudarte. Descubre cómo hacer tu audiolibro paso a paso.

¿Qué es una grabación de audiolibro?

La definición de audiolibro la da la propia palabra: un libro que puede ser escuchado. Se trata de una grabación sonora del contenido del mismo. Los más populares, especialmente con la entrada en el mercado de grandes compañías, como Amazon, son las novelas de ficción, aquellas en las que se narra una historia. Sin embargo, históricamente los audiolibros han tenido también un gran recorrido en los contenidos académicos y muchas personas los han utilizado como un medio memorístico o para aprender nuevos contenidos mientras conducían o hacían labores en casa. 

Por supuesto, lo más habitual en estos momentos es que los audiolibros sean piezas digitales que se escuchan en plataformas específicas, como Audible o Spotify, mediante streaming. O son descargados para ser reproducidos en un ordenador o en el teléfono móvil. Evidentemente, no siempre fue así y desde hace décadas se han grabado audiolibros en soportes físicos para que más personas pudieran tener acceso a cualquier clase de historia, desde quienes tenían poco tiempo pero querían seguir disfrutando de la lectura hasta personas invidentes que desconocen el alfabeto braille. 

Qué debe tener una buena grabación de un audiolibro

Como es lógico, una de las primeras cosas que se nos vienen a la cabeza cuando hablamos de un buen audiolibro es la calidad de su grabación. Hay que tener en cuenta que muchas personas nos escucharán mediante altavoces en casa o en el coche, pero también serán muchos los que utilicen cascos o auriculares para oír las historias que queremos contar mientras caminan o van en el transporte público. 

Calidad de la grabación

En cualquier caso, una buena calidad de grabación es esencial. Los ruidos indeseados y la mala calidad del sonido puede hacer de una buena historia algo realmente insufrible. Debemos tener siempre presente que los audiolibros se escuchan durante horas y que el oyente tiene que realizar una escucha activa del mismo para no perderse ningún detalle, por lo que será esencial garantizar que esto no se convierta en un problema. 

Narrador

En el ámbito de la narración, la persona encargada de poner voz al audiolibro debe ser un locutor profesional, que garantice una buena dicción y una vocalización clara de todo lo que se pretenda transmitir. En este sentido, el narrador tiene que involucrarse en el texto, hacerlo suyo pero teniendo siempre presente que la historia es de otro (el escritor) y que los verdaderos protagonistas son los personajes del texto. Es algo así como dar la mano a la historia y presentársela al oyente, no tanto formar parte indisoluble de la misma.

Producción y recursos sonoros 

Además, para acompañar todas las historias y las horas que vamos a estar en los oídos de los oyentes, se debe garantizar una producción a la altura, con sonidos y músicas que acompañen al texto y ayuden a su ambientación. Como sucede con la voz del locutor, la música tampoco debe ser protagonista, pero un uso bien entendiendo de la misma y de los efectos de sonido ayudarán a dar un color a la ambientación que permitirá ganar muchos enteros al producto final. Como en todos los productos audiovisuales, se trata de conseguir una armonía entre los componentes para sumar un todo donde nada es imprescindible pero donde cada una de las piezas forma parte esencial de la pieza final.

locuciones profesionales

Cómo grabar un audiolibro paso a paso y de forma profesional

Planificación

Lo primero que hay que tener en cuenta antes de grabar un audiolibro es la planificación. Es importante conocer nuestra soltura con el medio y analizar la dificultad del texto. Por ejemplo, un contenido en el que sean protagonistas los términos técnicos o los nombres extranjeros puede llevarnos algún tiempo más de grabación. Tener una idea aproximada de los tiempos nos ayudará a planificar mejor el tiempo que necesitaremos para realizar la grabación y dar una fecha de entrega realista a nuestro cliente. En este sentido, es importante preguntar al cliente sobre la pronunciación de los nombres o extranjerismos que no tengamos claro, pues una palabra mal pronunciada durante toda la obra puede extender mucho la revisión de la grabación en el futuro. 

Elegir un buen estudio o lugar para la grabación

Con esto en mente, debemos poder trabajar en un estudio o, lo que ya es más habitual, contar con un Home studio en casa, con un espacio habilitado para poder realizar una grabación de calidad profesional. Debemos evitar los lugares demasiado abiertos y tenemos que acompañar toda grabación de un micrófono de calidad, que capte toda la claridad y el color de nuestra voz. Acompañando a todo esto, es imprescindible un programa de grabación a la altura, que permita realizar los ajustes necesarios para dejar nuestra voz limpia de todo ruido. 

Proceso de grabación

Durante el proceso de grabación, aprovecharemos para limpiar todos los posibles ruidos indeseables que pudieran surgir, como pequeños golpes en la mesa, o cambios en nuestra postura. Es ideal que como locutores conozcamos el producto que debemos presentar para realizar algún pequeño ajuste si fuera necesario por nosotros mismos, pero también para poder corregir nuestras equivocaciones a la hora de narrar el texto. 

Revisión y correcciones

Con una primera copia terminada, el archivo se envía al cliente, quien lo escuchará y nos avisará con las correcciones pertinentes para cambiar posibles errores que nos hayan pasado desapercibidos, malas vocalizaciones en nombres extranjeros y otros pequeños detalles. Realizada esta revisión, enviaremos el producto final para que comience el proceso de postproducción y se incluyan los sonidos ambiente y la música, si se cree conveniente. 

Voces para grabar un audiolibro

Hay tantas voces para grabar un audiolibro como personajes encontramos en las novelas. Es decir, hay ficciones en los que priman las voces graves masculinas y femeninas, como las que puedes encontrar en 6 Voces Locuciones. 

Pero también otras en las que se priman los tonos juveniles o, incluso, infantiles. Todas ellas las puedes encontrar en nuestro banco de voces, ya que lo formamos tres hombres y mujeres con un amplia espectro de tonos y estilos que encajarán con tu proyecto. Además, todos nosotros somos locutores profesionales y contamos con nuestro propio Home Studio para trabajar desde casa, lo que aligera los tiempos de espera y mejora nuestra flexibilidad a la hora de enfrentar nuevos proyectos. 

Es indispensable que el locutor sea capaz de entender el texto al que se enfrenta y la implicación que debe tener en el mismo, algo para lo que hemos sido formados y cuyos conocimientos hemos asimilado. De hecho, en nuestro propio espacio web puedes encontrar una gran gama de muestras con distintos registros de cada uno de nosotros y con los estilos que más se acomodan a nuestras voces. 

5/5 - (13 votos)
Compártelo
Compartir en whatsapp
Compartir en email
Compartir en facebook
Compartir en linkedin
Últimos post
¡Contáctanos ahora!